Home » Comunicacion » Una noche llena de fracasos

Una noche llena de fracasos

Bere Casillas y Elena Valor

Con Bere Casillas en el cumpleaños de Fuckup Nigths

De los fracasos se aprende más que de los éxitos,  una afirmación que hemos oído muchas veces pero ¿Quién tiene el valor de contar los grandes chascos o meteduras de pata profesionales ante un numeroso auditorio?

Este fin de semana asistí, invitada por mi querido Bere Casillas, al segundo cumpleaños de una curiosa asociación: Fuckup Nights Madrid, un grupo de emprendedores, empresarios y profesionales varios que se reúnen periódicamente para escuchar de primera mano los grandes fiascos que han cometido en sus trayectorias importantes personalidades del mundo empresarial.

Allí estuvo Pedro Lan que en una presentación llena de sinceridad y generosidad nos contó, entre otras cosas,  como la inocente referencia a la religión de unos socios en una importante cena de negocios pudo llevar al traste a un acuerdo internacional de muchos millones de dólares.

Fuckup Nights

Pedro Lan en Fuckup Nights Madrid

¿Te he dicho ya que temas como la religión, la política y el fútbol son temas tabús en protocolo? No lo olvides.

José Conejos nos dejó impactados con su historia de éxitos y lujo. Directivo de recursos humanos en HP, Nokia,… expatriado en Suiza, vivía como corresponde a un triunfador: Porches, Audis último modelo cada 3 meses, casas con vistas a los Alpes, hijos en colegios internacionales,… y un profundo vacío interior que le llevó a abandonarlo todo y dedicarse a su pasión, el yoga, el coaching empresarial y la bicicleta como único modo de transporte.

El último en salir al escenario fue Bere Casillas, influencer internacional en moda masculina, youtuber que acaba de ganar el botón de plata ya que cuenta con más de 120.000 seguidores en su canal, famoso y querido aquí y más allá de nuestras fronteras, que también compartió sus fracasos en una intervención llena de humor y proximidad que arrancó carcajadas entre el público. Falta de previsión, mala elección de socios, ausencia de foco en aquello que sabes hacer bien pero que por aburrimiento o borrachera de fama, te hace perder tu empresa y casi a tu familia.

Fuckup Nights Madrid

Cóctel del 2º cumpleaños de Fuckup Nigths Madrid

Fue una noche estupenda donde todos aprendimos mucho y nos divertimos enormemente. En el cóctel de después, rodeada de gente encantadora pero desconocida, me acordé que os debo una entrada sobre “Cómo mantener conversaciones interesantes”. No es fácil dialogar con gente que no conoces sin caer en obviedades y/o parecer un alma en pena deambulando por una sala animadísima donde da la impresión que todo el mundo es amigo y tú estás ahí de casualidad con cara de “que no se me note”.

En mi curso online “Claves para Mejorar la Imagen Profesional “ te doy pistas de cómo moverte en estos ambientes y mucho más.

Te dejo el enlace también de la página de Facebook de Fuckup Nigths Madrid y agradezco a Javier Moral, organizador del cumple, y a Bere Casillas la invitación ¡sois geniales!  Volveré, si lo deseáis, esa vez para contar mis fracasos que han sido muchos y muy gordos.

¿Y tú? ¿Te atreves a contar tus fracasos? Déjalos en comentarios, seguro aprendemos todos de ellos.

Gracias por haber llegado leyendo hasta aquí. Nos vemos pronto.

8 Responses so far.

  1. Falken dice:

    Pues no lo sé, la verdad, ¿que es un fracaso? ¿No conseguir un objetivo? no me lo parece… más bien ¿algo así como que te salga el tiro por la culata?

    Y puestos a rebuscar, diría que he fracasado como pescador de altura, pero la realidad es que ha sido para bien si considero lo que me he ahorrado en cebos y rapalas, y eso sin considerar que el pescado es más barato y además te lo limpian en la pescadería. De modo que, finalmente, me alegro del “fracaso”.

    Entonces ¿Se puede llamar fracaso a descubrir tus limitaciones?

  2. Elena dice:

    Genial la fiesta, parece divertido reunirse para contar los fracasos de uno, algo para no vanagloriarse y abrirse a los demás. Me parece de gran generosidad.

    Mis fracasos, profesionalmente, haber llegado a ser manager de un grupo de 7 personas y pasar a segundo plano tras un dar sin fin y un estres que me hacía pensar en tener un accidente cada vez que salía del trabajo con el coche. En mi “segundo plano” no tengo stress pero no me siento tan motivada y la empresa no aprovecha lo mejor de mi.
    A nivel personal, el abandono de deportes de impacto como kick boxing o cardio box, zumba,… por motivos de artrosis en rodillas y manos, pero gracias a ello descubri el yoga, en el que orgullosamente me siento en mi yo natural y profundo. Nací para ello, gracias a mi flexibilidad.

    Otro día os cuento más, que lo hay.
    Gracias Elena por la confianza.
    Besos

  3. David dice:

    Últimamente no rindo en la universidad estoy en un letargo mental el cual no me deja seguir adelante, ya estoy en finales. Yo soy de las personas que le gusta hacer bien las cosas sin embargo por un problema médico estuve ausente en la universidad lo cual trajo que me retrasará y me descompensara por tanto estrés, espero que este fracaso sea solo uno más y me ayude a seguir adelante pues en las materias complicadas me fue muy bien. Gracias por el post un saludo

  4. Juan Antonio dice:

    Hola. Yo creo que un fracaso se nos puede presentar de diversas formas. Una de ellas podría ser la incapacidad de llegar a conseguir un objetivo concreto. Otra podría ser que, una vez conseguido un primer objetivo, ser incapaz de mantenerlo en el tiempo, ya sea por aburrimiento, por exceso de confianza, por incapacidad financiera… errores de cálculo, al fin y al cabo. Abrazos.