Traigo hoy una conferencia que di hace meses en las simpáticas ediciones de FuckUp Nights Madrid. Me invitaron para hablar de algunos de mis fracasos profesionales. No fue fácil elegirlos, ha habido tantos…, pero me pareció interesante compartir aquellos que se produjeron por falta de cuidado en la comunicación, algo en lo que insisto mucho en mis clases: “No des nada por sabido”. Las buenas intenciones no son garantía de que tu mensaje llegue con éxito.

Te dejo mi intervención y espero que te sirva.

Te resumo los temas de los que mejor no hablar hasta que conozcas bien a la persona.

1.- Religión. Los temas de la fe y las creencias son delicados, pues pertenecen al ámbito más íntimo y cualquier comentario u opinión por bien intencionados que sean pueden provocar un profundo rechazo.

2.- Política. ¿Cuántas agrias discusiones entre buenos amigos y familiares ha provocado la política? Si eso es así ¿qué no sucederá con gente a la que no conocemos mucho?

3.- Fútbol. Si alguna afición despierta grandes pasiones es este deporte. Quien es el mejor jugador del mundo, el equipo al que siempre castigan los árbitros, la mayor injusticia cometida en un encuentro,… Dejemos este tema para nuestros círculos más próximos.

4.- Sexismo, homofobia, racismo,… cualquier tema delicado que, como con la religión, toca la fibra más sensible e íntima de la persona, debe ser abordada con mucho tacto. Un chiste, comentario jocoso u opinión personal mejor reservárnosla si queremos iniciar una nueva relación con buen pie.

5.- Aspecto físico de las mujeres y también a los hombres. A ambos géneros les molesta un comentario no halagador sobre su figura, cabello o paso del tiempo, pero a las mujeres en especial nos desagrada y hasta traumatiza que comenten si hemos engordado, si tenemos mala cara o cómo vamos envejeciendo. Si no tienes nada bueno que decir, no lo digas.

Y no olvides que tratar a los demás como te gusta que te traten no implica que la gente que conoces tenga tus mismos gustos y reacciones que tú. Insisto, no des nada por sabido y aplica la educación y cortesía en todos tus comportamientos. Descubre estos y otros aspectos para mejorar tu imagen profesional en mi curso online y sigue cuidando tu Marca.

¿Te ha sucedido algo parecido alguna vez? ¿Te viste en medio de un mal entendido por no calibrar el alcance de tus palabras? Cuéntalo en Comentarios, nos encantará. ¡Nos vemos a la próxima!